La formación de cálculos o  piedras  es un problema que en las últimas décadas es cada vez más frecuente, se presenta más  en los hombres que en las mujeres,  y  el beber agua tanto como sea posible es una de las mejores maneras para evitar la formación de cálculos renales.

Generalmente los cálculos se forman por  depósitos de calcio combinados con sales de oxalato de fosfato, ácido úrico y  cistina.

Si alguna vez has tenido dolor en la espalda entre la cintura y la cadera y  además el dolor se transmite a la zona de la ingle, puede ser por un cálculo. Otros síntoma que se puede presentar es sangre en la orina, necesidad de orinar frecuentemente , presencia de pus en orina, distensión abdominal y  con menos frecuencia escalofríos y fiebre

Si estás padeciendo este problema ten en cuenta sus causas para que en la medida que te sea posible las evites:

Ahora cuando los cálculos son pequeños, puede ser que no sientes ninguna molestia porque por lo general son asintomáticos, o bien pueden llegar a crecer varios centímetros y por supuesto que son más dolorosos.

Otro problema que puede presentarse es que el cálculo migre y se quede atrapado, obstruyendo el paso de la orina y como no puede pasar la orina se regresa y esto puede lesionar tus riñones.

Si tienes antecedentes de cálculos en los riñones o estás padeciendo este problema, toma en cuenta las siguientes medidas:

          Mezcla las plantas a partes iguales y para preparar litro pones una cucharada sopera de la combinación de las plantas y tomas como agua de tiempo.