El insomnio es uno de los trastornos del sueño más frecuente. Las personas que no duermen bien generalmente se sienten cansadas, con falta de energía, tienen problemas para concentrarse y tienden a preocuparse  exageradamente.

El insomnio puede ser uno de los muchos síntomas de ansiedad, depresión y estrés o también de algún problema físico, es por eso importante también tratar el problema de fondo.

El insomnio se  presenta ya sea que tengas dificultad para conciliar el sueño al acostarte o que te despiertes muy temprano y ya no te puedas dormir.

Por lo  que les voy hacer las siguientes recomendaciones:

Si te encuentras en la etapa de menopausia te aconsejo que utilizas el tratamiento de reemplazo hormonal en forma natural para que equilibres tus  hormonas y  desaparezcan los síntomas  que no te permiten conciliar el sueño, dormir más tiempo y despertar con menos frecuencia. Algunas de las fitohormonas pueden ser la soya, el aceite de prímula, o la cimifuga.

Y si las preocupaciones, la tristeza, la angustia, el miedo o alguna otra emoción es la que no te deja dormir en ese caso te recomiendo las flores de Bach, que van directamente al equilibrio emocional

También es más fácil conciliar el sueño si estás relajado para ello te recomiendo las siguientes plantas:

El toronjil, lavanda, pasiflora o manzanilla puedes tomar cualquiera de ellas en forma de te.
Toma una taza endulzado con una cucharada de miel, 30 minutos antes de acostarte.