Si estás sufriendo constantemente de esos molestos calambres te voy a mencionar algunas recetas para que puedas prevenir esos inesperados dolores que pueden afectar a cualquier músculo de tu cuerpo, pero son más comunes en las pantorrillas, muslos,  pies y manos.

Los calambres son contracciones dolorosas de los músculos que generalmente se asocian a:

Por lo que si eres de las personas que al hacer ejercicio prolongado tienes calambres empieza a preparar este licuado que lleva:

lo licuas con un vaso de leche de soya y una cucharada de miel. Lo puedes tomar ya sea por la mañana o por la noche.

En especial consume los alimentos que contienen magnesio ya que es un mineral que funciona como relajante muscular como: duraznos, higos, ciruelas pasas y coco.

En el momento que estés realizando tu ejercicio bebe 1 o 2 litros de una bebida isotónica o bien 1 litro de agua con 2 cucharaditas de sal.

Durante el día es bueno que realices ejercicios de estiramiento.

Ahora los calambres nocturnos suelen estar asociados a la mala circulación por lo que te recomiendo los alimentos ricos en vitamina E o bien consume el aceite de germen de trigo a razón de una cucharada cafetera mañana y noche.

Y puedes complementar con una combinación de plantas como : Rusco,  Hamamelis  y  Zarzaparrilla. Prepara un litro  de la infusión y lo tomas como agua de uso.