Es probablemente la enfermedad más frecuente de la piel, suele empezar en la adolescencia, principalmente en los varones y se calcula que  aproximadamente el 85% sufre de acné en diversos grados.

En el acné típico del adolescente se presentan varios tipos de lesiones al mismo tiempo, por ejemplo comedones abiertos, comedones cerrados, los famosos puntos blancos, lesiones inflamatorias, pápulas, pústulas y quistes.

Dentro de las causas principales se consideran:

Por acción de las hormonas, las glándulas sebáceas incrementan la producción de grasa y esta sobreproducción bloquea los poros formando una masa que junto con las bacterias que se encuentran en la piel provocan las lesiones

En el tratamiento es importante que modifiques tu alimentación ya que se ha visto que una dieta rica en azúcares y productos elaborados con harinas refinadas favorecen  la aparición del acné, cuando se consumen a diario y en forma abundante.

En especial te quiero recomendar este jugo:

Todos los ingredientes los pasas por el extractor y lo vas a tomar todas las mañanas antes de tu desayuno junto con una cucharada de aceite de olivo y una cucharada del polvo de levadura de cerveza

La vitamina A que se encuentra en las zanahorias y espinaca es importante para mantener las células de la piel en buen estado y favorecen la eliminación de desechos. Y si agregamos la vitamina C que tiene la manzana se obtendrán mejores resultados.

Ahora el aceite de olivo contiene ácidos grasos poliinsaturados y Vitamina E que son muy benéficos para la piel.

La levadura de cerveza por las vitaminas del complejo B que contiene ya que se considera que algunas de ellas hacen que la piel sea menos grasosa, además de que ayuda en el problema de estrés emocional

Después del jugo te aconsejo un poco de fruta acompañada con semillas de girasol y germen de trigo que contienen principalmente Zinc que es un mineral muy importante ya que ayuda al equilibrio hormonal y al sistema inmunológico.

Además de la alimentación es importante también la higiene  local:

Te recomiendo esta loción astringente sencilla y fácil de preparar. Se necesita una taza de agua tibia con dos cucharadas de vinagre de manzana y la vas aplicar en la región afectada, ya sea en la cara, pecho o espalda.

También te recomiendo esta mascarilla que es muy sencilla:

La aplicas por 20 minutos y la retiras con agua abundante. La puedes aplicar 3 veces por semana

Para finalizar te aconsejo que te tomes la infusión de Bardana y diente de león. Prepara un litro y tómalo como agua de uso.