La hiperactividad es un problema mucho más común de lo que parece, alrededor del 2 al 4% de los niños lo padecen y los niños son  5  veces más hiperactivos que las niñas.

Los padres describen al niño como aquel que nunca está quieto, siempre impulsivo, interrumpiendo todo el tiempo y con  dificultades para concentrarse. Este problema hace que el niño tenga problemas serios en la escuela, tanto de conducta como de aprovechamiento, ya que no logran concentrarse.

Ciertamente un niño hiperactivo resulta un verdadero problema para los padres que se ven incapaces de controlar el exceso de energía de su hijo.

Se desconoce la causa precisa de este problema sin embargo hay varias teorías:

Los niños con este problema con frecuencia tienen trastornos del sueño, hacen continuamente rabietas y poco caso de las indicaciones de sus padres. Cuando el problema se agrava, la hiperactividad se vuelve en agresividad. Si ustedes son de los que tienen que batallar con este tipo de niños les recomiendo lo siguiente: