El aguacate es uno de los frutos frescos más ricos en proteínas, contiene todos los aminoácidos esenciales, su forma y tamaño varía, los hay redondos o con forma de pera y a diferencia de las frutas, los aguacates comienzan a madurar después de ser cortados.

Es un fruto concentrado con gran cantidad de nutrientes y calorías, puede llegar a 200 Kcal/100g. Las grasas del aguacate mayormente son del tipo insaturadas es decir no elevan el colesterol.

El aguacate es la fruta más rica en vitamina E, ningun otro alimento ya sea animal o vegetal como frutos secos, germen de trigo y las aceitunas, superan en vitamina E al aguacate. Además contiene potasio, manganeso, hierro, vitamina C y B6.

Las vitaminas E y C son poderosos antioxidantes que ayudan a prevenir el daño de los radicales libres que pueden causar ciertos tipos de cáncer.

Si tienes el problema de anemia por deficiencia de hierro, el aguacate es una buena alternativa por la gran cantidad de hierro que contiene.

El aguacate por su contenido, en B6 y fosfolípidos es ideal para las personas que sufren de nerviosismo, irritabilidad o depresión.

El consumo de aguacate conviene especialmente a los diabéticos, ya que ayuda a mantener un nivel adecuado de glucosa y de colesterol.

El aguacate se consume preferentemente crudo, le puedes agregar unas gotas de limón que además servirá para evitar que se oxide. Combina con todo tipo de ensaladas y con todo tipo de platillo.

O también puedes preparar un guacamole que es otra forma muy rica de consumirlo y lo puedes preparar, machacando la pulpa del aguacate y lo combinas con cilantro, cebolla, y chile, todo picado