El melón es rico en vitaminas C, B6, B1 y B9,  minerales como potasio, hierro y magnesio lo recomiendo sobre todo a los que tengan problemas renales y urinarios, ya que facilita la acción depuradora de los riñones.

Algunas persona se quejan que el melón les resulta indigesto, esto se debe a su gran cantidad de agua entre un 90 y 95%. Si este fuera tu caso consúmelo una hora antes o 2 horas después de comer, para que no diluya tus jugos gástricos y no se dificulte la digestión.

Después de haber ingerido melón los riñones son capaces de eliminar con mayor eficacia las sustancias de desecho y las toxinas, les conviene consumirlo a las personas que quieran favorecer el funcionamiento renal especialmente en etapa inicial.

Ahora si padeces de cálculos y arenillas renales, en especial cuando son de ácido úrico, te conviene consumirlo  por su gran poder alcalinizante, ya que el melón aumenta la solubilidad de las sales ácidas que forman los cálculos de ácido úrico facilitando su disolución y eliminación

Desde luego los que padezcan de infecciones de vías urinarias se los recomiendo, aunque no es un antiséptico urinario pero por su acción alcalinizante puede frenar la proliferación de bacterias

El melón tiene un efecto laxante suave, por lo que conviene en caso de estreñimiento

En casos de pérdida de líquidos, como por ejemplo en ejercicio excesivo con sudoración abundante, fiebre o diarrea les conviene el consumo de melón por su gran contenido de agua y minerales.

Te recuerdo  el melón no lo consumas como postre, es mejor entre comidas.