Está considerada como un  desayuno ideal posiblemente por su fácil digestión, aunque la  puedes consumir durante todo el día. Una de las ventajas de comerla es que también ayuda a depurar el organismo.

La papaya es rica en Vitamina C, A y en poca cantidad las vitaminas del complejo B. En cuanto a minerales, destaca el potasio, calcio, magnesio fósforo y hierro.

Si padeces de digestión pesada, gastritis o digestiones difíciles, consume papaya, ya que neutraliza el exceso de acidez gástrica y por la papaína que contiene que es una enzima ayuda a una buena digestión.

Si padeces de estreñimiento te recomiendo que consumas un plato de papaya todas las mañanas.

La papaya también es buena en caso de que tengas parásitos, para esto te recomiendo que pongas en un ¼ de vaso de jugo de naranja dos cucharaditas de la semilla de papaya y lo tomas con una cucharada de aceite de olivo. Esto lo puedes hacer todas las mañanas por 7 días.

si tienes problemas de piel como acné o dermatitis, consume papaya ya que por su riqueza en vitamina A es muy recomendable. Además también la puedes aplicar en la piel como mascarilla por ejemplo te recomiendo una  para que hidrates y limpies tu piel.

Un pedazo de papaya la machacas y la  combinas  con miel de abeja, aplicas por espacio de 20 minutos y retiras con abundante agua.

En caso de problemas intestinales, tiene una acción digestivas y antiséptica por lo que es útil en gastroenteritis, y colitis de cualquier causa: infecciosa, alimentaria, espástica o nerviosa.

La puedes consumir de diferentes formas:

fresca.- Es la mejor forma de consumirla, puedes preparar, refrescos, batidos y helados.
Aunque también la puedes encontrar en forma de jaleas o conservas.