Infección por VIH

CentroMedIn | VIH

El VIH se originó al Oeste de África central  en la primera mitad del siglo XX cuando un virus estrechamente relacionado con los chimpancés infectó a personas. La propagación mundial ocurrió en la década de  1970 y el sida fue reconocido por primera vez en 1981.

Esta infección puede ser causada por el retrovirus VIH, que destruye progresivamente algunos tipos de glóbulos blancos llamados linfocitos CD4+. Los linfocitos son los que defienden al organismo de bacterias, virus, hongos, parásitos y el cáncer.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es la forma más grave de infección por el virus VIH. La infección por el VIH es considerada como SIDA cuando al menos una complicación de una enfermedad grave aumenta o disminuye el número de linfocitos CD4+ .

VÍAS DE TRANSMISIÓN

La infección se transmite a través del contacto con líquidos corporales que contienen el virus. El VIH puede aparecer en cualquier líquido corporal, pero la transmisión se realiza sobre todo por medio de la sangre, semen, secreciones vaginales y la leche materna. En las lágrimas, orina y saliva hay baja concentración de VIH, por esto es muy raro que la infección se transmita a través de estos fluidos.

El VIH no se transmite por contacto casual, por ejemplo por tocar, agarrar, o un beso en las mejillas. Tampoco se ha detectado la transmisión del VIH a través de la tos o el estornudo de una persona infectada, o una picadura de mosquito.

El virus se transmite de las siguientes maneras:

  • Relaciones sexuales sin protección
  • Mediante una inyección o infusión de sangre contaminada
  • Por transmisión de una madre infectada a su hijo, ya sea antes del parto, durante el parto o después de él y a través de la leche materna.

SÍNTOMAS

En el primer momento de la infección muchas personas no tienen síntomas aparentes, pero a las pocas semanas se presenta:

  • fiebre
  • erupciones cutáneas
  • inflamación de los ganglios linfáticos
  • fatiga

Estos síntomas pueden durar desde unos días hasta una o dos semanas y después desaparecen los síntomas, pero se quedan los ganglios linfáticos inflamados, sin dolor en cuello, axilas o la ingle.

Las personas pueden estar infectadas por el virus durante años incluso una década o más antes de presentar síntomas, que pueden ser los del sida.

El sida se define como la aparición de infecciones oportunistas muy graves o cánceres que generalmente se desarrollan en personas con un número de linfocitos CD por debajo de 200

cuando esto sucede aparecen los síntomas del sida:

  • fiebre
  • fatiga
  • dolores articulares
  • dolor de cabeza
  • ganglios inflamados
  • faringitis
  • diarreas
  • pérdida de peso

En la mitad de los casos puede aparecer una neumonía, con presencia de tos y dificultad para respirar. En el 12% de los casos aparecen infecciones oportunistas como candidiasis bucal (hongos), herpes simple, o bien puede aparecer el sarcoma de Kaposi que es un cáncer.

RECOMENDACIONES

Si eres portador del virus de inmunodeficiencia te sugiero las siguientes recomendaciones:

  • La deficiencia nutricional puede inhibir la respuesta inmunitaria por lo que te recomiendo las siguientes vitaminas: A, B6, B12, C, E, ácido fólico y Zinc que puedes encontrar en frutas, verduras, levadura de cerveza, semillas y cereales.
  • El ajo tiene un amplio espectro de actividad antimicrobiana contra muchos tipos de bacteria y hongos.
  • Los lactobacilos pueden ayudar a inhibir el crecimiento de diversas bacterias, como salmonella, E. coli, Estafilococo aureus, etc.
  • La equinácea es una planta que se le han practicado diversos estudios y han revelado que estimula y aumenta la capacidad del sistema inmunitario, que es muy importante para este problema.