La causa más frecuente es provocada por virus o bacterias, Conjuntivitis

CentroMedIn - Conjuntivitis

La conjuntiva es el revestimiento fino y transparente que cubre la parte delantera del ojo, que se puede inflamar ya sea por un proceso infeccioso o  por una alergia, provocando los conocidos ojos rojos.

Este problema suele durar poco tiempo aunque en algunas personas se puede hacer crónico.

La causa más frecuente es provocada por virus o bacterias, que se puede contagiar fácilmente de ojo a ojo o de una persona a otra. También hay conjuntivitis por hongos y se producen sobre todo en las personas que utilizan gotas para los ojos a base de cortizona por mucho tiempo.

Las molestias que se presentan son:

  • sensación de picor
  • secreción purulenta con ojos rojos y pegados al despertar
  • Lagrimeo, la luz molesta
  • Comezón

Hay otro tipo de conjuntivitis como la alérgica que se relaciona con la contaminación, aire acondicionado o el polen de las plantas. En este tipo de conjuntivitis también desarrollan una picazón intensa, ardor y enrojecimiento de los dos ojos.

Si llegas a presentar este problema sigue las siguientes recomendaciones:

  • La higiene en estos casos es muy importante para evitar contagios, debes lavar tus manos antes y después de limpiar tus ojos o aplicar algún tratamiento.
  • Debes evitar tocar el ojo sano después de tocar el ojo infectado. Las toallas o paños que utilices para limpiar los ojos no deben mezclarse con otras toallas o paños.
  • Prepara una infusión de la combinación de manzanilla con semilla de fenogreco, y ya que está fría, lava tus ojos con esta infusión de preferencia dos veces al día.
  • Puedes aplicar compresas en tus ojos, que consiste en aplicar una gasa empapada en agua sobre el ojo.
    •            Con agua templada: Es la más habitual te desinflama y relaja el ojo
    •            Con  agua caliente: Activa la circulación lo que favorece los procesos curativos,            lo puedes empapar en te de eufrasia o tomillo, siempre y cuando la conjuntivitis            sea infecciosa.
    •            Con agua fría: Se hace con agua helada, ayuda a disminuir la inflamación y el picor o también cuando hay dolor.

La mayoría de las conjuntivitis suelen mejorar con estas medidas, sin embargo si persiste consulta a tu médico.