La obesidad es una de las causas de las várices

Obesidad y varices

Sin duda la obesidad afecta a varios órganos y tejidos, pero uno de los sistemas que más daña es el circulatorio, esto por la presión adicional en las venas de las piernas, aunado a la formación de las placas de colesterol que impiden que la sangre circule libremente y que en las piernas puede provocar várices y flebitis.

El principal síntoma es un dolor difuso en ambas piernas, pero también puede haber:

  • cambios de coloración
  • sensación de hormigueo
  • adormecimiento
  • retención de líquidos
  • alteraciones en la sensibilidad

Con la obesidad se produce un incremento en el volumen sanguíneo lo que ocasiona una deformación de las venas con tramos dilatados y tortuosos que si se inflaman pueden dar origen a una flebitis.

Por lo que es importante que bajes de peso y esto dentro de otras cosas les va ayudar a mejorar su circulación para ello les recomiendo un licuado que lleva:

  • Jugo de 2 toronjas
  • 6 fresas
  • 1 pera
  • 1 guayaba
  • 2 cucharadas de semilla de girasol

Es licuado lo puedes tomar en la mañana como único desayuno y su finalidad es depurar tu organismo, neutralizar el exceso de residuos ácidos y que se active tu circulación.

La pera tiene una acción diurética y depurativa.

Las fresas, tienen una gran capacidad antioxidante por lo que constituyen un medio eficaz para evitar la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias por depósito de colesterol)

Las semillas de girasol , contienen ácido linoleico, vitamina E, magnesio, fósforo, hierro y calcio. Por su contenido en Vitamina E, que es un poderoso antioxidante,  evita que se deterioren venas y arterias, por lo que en problemas circulatorios es muy benéfica .

Desde luego el ejercicio es parte importante para el tratamiento de ambos problemas, ya que por medio del ejercicio se queman calorías y también van activar su circulación.

Si quieres saber mas sobre la obesidad puedes leer nuestro artículo dedicado a obesidad